Apostasía Parte 2

Iniciamos la semana pasada con un estudio llamado Apostasía. Este estudio hablaremos acerca de la doctrina básica cristiana creyendo que es fundamental para el Cristiano de hoy entenderla y practicarla, pues llegaran tiempos difíciles en donde falsas enseñanzas, falsos maestros, falsos profetas, falsos milagros y falsa doctrina nos rodearán y donde las escrituras nos advierten que muchos “aun los escogidos serán engañados”. El llamado de nuestro Señor Jesucristo para los últimos tiempos es “Reten lo que tienes” “para que nadie te quite tu corona”.

Hebreos 6: 1-6 “Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios, 2 de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno. 3 Y esto haremos, si Dios en verdad lo permite. 4 Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, 5 y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, 6 y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio.”

La fe en Dios es el segundo en la lista de rudimentos (inicio del conocimiento) en la doctrina cristiana. Y debemos preguntarnos entonces: ¿En qué creemos? ¿En qué se basa la fe cristiana? Y para empezar quiero leer la doctrina básica católica conocida como El Credo, o la confesión de la fe católica:

“Creo en un solo Dios Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra y gracia del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con él Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.”

Este credo que acabo de leer es el credo aprobado en el concilio de obispos del Imperio Romano, y resultó en la primera doctrina cristiana uniforme, llamada Credo de Nicea. El credo cristiano ha sido modificado y adaptado a través del tiempo por cada ramificación de la iglesia cristiana, pero existe aun en el presente una doctrina básica, fundamental e incambiable en la fe cristiana y esta se puede resumir en este antiguo

credo católico. La enseñanza del credo le dio base a los creyentes para juzgar qué tipos de enseñanzas dentro de la fe y fuera de ella eran consideradas herejías (falsas enseñanzas) o no. Otras enseñanzas como el bautismo (por inmersión o no), los dones del espíritu santo y profecía (cesaron o no), el sometimiento a la autoridad católica (el papa), etc. fueron tomadas como doctrinas secundarias y no fundamentales de la fe. Mas adelante en la historia del cristianismo encontramos también corrientes religiosas basadas en encuentros sobrenaturales de un individuo (profeta) que fueron ubicadas en la categoría de sectas cristianas, como los testigos de Jehova, los adventistas, y los mormones. Estas sectas tienen en común que todas ellas se basan en el mismo credo cristiano pero a su vez en la guía de escritos profeticos por este individuo o profeta que tuvo su experiencia sobrenatural; y dichos escritos tienen igual o mayor valor que las misma biblia. Las demás ramas del cristianismo han juzgado a tales corrientes y han rechazado dichas enseñanzas.

Volvamos entonces a la doctrina básica y clásica sin enfocarnos por ahora en las diferentes ramificaciones, interpretaciones y demás.

– Hay un solo Dios: significa que deja por fuera toda creencia en varios dioses o politeísmo, siendo el budismo y el hinduismo las mas grandes religiones politeístas. La trinidad no es politeísmo por que la biblia nos enseña que El Padre, El Hijo, y El Espiritu Santo son uno. Muchos intentos de re-interpretar el misterio de la trinidad han fallado. Algunos cristianos rechazan incorporar la teología trinitaria, como los testigos de Jehová, los mormones, y algunos elementos del anabaptismo no enseñan en absoluto la doctrina de la Trinidad.

– Dios es creador: significa que toda religión sincrética (que todas las religiones llevan a un mismo dios) queda descartado. Porque Ala no es el creador, buda no es el creador, la naturaleza, el sol, la luna, no son creadores y por lo tanto no estamos hablando del mismo dios.

– Jesucristo es el hijo unigénito del padre, nacido del Padre, con la misma naturaleza del Padre, hecho hombre, nacido de Maria, crucificado y muerto por el perdón de nuestros pecados, resucitado al tercer día, sentado a la diestra de Dios Padre, y quien volverá a juzgar a los vivos y a los muertos: Esta enseñanza es tan fundamental en nuestra fe, que no podemos aceptar ninguna variación de ella.

1 Juan 2:22 no dice: “¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo.”

También en 1 Juan 4:3 “y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo.”

1Juan 5:1 “Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios; y todo aquel que ama al que engendró, ama también al que ha sido engendrado por él.

Quiero brevemente hablarles del gnosticismo. Esta religión o doctrina existe desde antes del cristianismo y luego del cristianismo se adapto al pensamiento cristiano y fue

introducida en tiempos de los apóstoles. El apóstol Pablo tuvo que enfrentar muchas enseñanzas falsas que penetraron en las iglesia y que amenazaban la sana edificación de la iglesia en su tiempo. El gnosticismo fue uno de ellos. Para lo cual Pablo escribió: Galatas 1:6-9 “Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. 7 No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. 8 Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. 9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.”

Fíjense en esta enseñanza falsa:

El gnosticismo penetro las tres ramas principales del monoteismo: el judaismo, el cristianismo y el islam.

– El gnosticismo se enfoca en una enseñanza secreta y super espiritual. Es obtener una sabiduría secreta, que la persona común no puede entender, sino que solamente es dada a los seres mas espirituales. Lo cual es completamente opuesto a lo que nos dice la palabra de Dios. Salmos 19 nos dice que el testimonio de Jehova (palabra) hace sabio al humilde. Y en 1 Corintios 1:28-29 “sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; 28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, 29 a fin de que nadie se jacte en su presencia.”

– El gnosticismo cree en un remoto, supremo, dios absoluto, más allá del entendimiento humano, mas allá de lo material, o inclusive de lo racional. De nuevo, opuesto de lo que enseña la Biblia. Salmo 145 “Cercano está Jehová a todos los que le invocan”. Nuestro Dios es cercano, nuestro Dios es relacional, nuestro Dios busca revelarse a TODOS sus hijos y solo esta esperando que le busquemos. Personas que han llevado el evangelio a los musulmanes dicen que lo que mas les atrae a ellos de nuestra religión es que Dios es un Padre, que es amigo, que es cercano, que nos ama. Ala no es un Padre, no esta cerca, es un ser superior inalcanzable, ajeno, discantaste, que no se interesa por ellos, ni por cómo viven, ni si tienen padecimientos, ni quiere ayudarlos, porque no hay misericordia ni interés.

– El gnosticismo enseña que de la divinidad mas alta emana una divinidad inferior, es como una escalera. Entre más cerca de la cima, obtendrás mas concentración del elemento divino, y a menor rango menos cantidad del elemento divino hasta el ultimo rango que es el mundo físico, que es el elemento más impuro. Contrario a las escrituras que nos enseñan: 1 Corintios 12:13 “Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.”

– El gnosticismo enseña que como hay un elemento divino en cada emanación, entonces deben de ser adorados. Adoran entonces a sus lideres, profetas, o maestros porque son considerados superiores a ellos en conocimiento y cercanía a dios. Contrario a lo que las escrituras dicen en los diez mandamientos “solo a Dios

adoraras, y solo a Él servirás” incluso los ángeles de Dios no pueden ser adorados. Vemos al apóstol Juan postrándose ante el Angel que traía el mensaje del libro del apocalipsis, y miren la respuesta del ángel “Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios” Fíjense en la palabra “consiervo”, todos nosotros seamos libres o esclavos, pobres o ricos, judios o gentiles, hombres o mujeres, como consiervos de Dios, co-participes de la gracias, somos iguales ante Dios.

– Los elementos divínos caen en el mundo material pero regresan a lo divino cuando el “gnosis” o conocimiento es obtenido. La salvación es obtenida a través del conocimiento “secreto”. Completamente opuestos a la enseñanza bíblica: La salvación es obtenida por gracia a través de la fe en Jesucristo, y allí no hay obra humana. Efesios 2: 8-9 “ Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe.”

El gnosticismo es existe desde antes de Cristo, pero podemos encontrar su influencia después de Cristo en:

  • –  El evangelio de Tomas (segundo siglo) libro no canónico que habla acerca de unJesus histórico.
  • –  La herejía del Arrianismo (tercer siglo) enseñanzas en contra de la trinidad.
  • –  La herejía del Islam (Siglo septimo)
  • –  Los testigos de Jehova (Siglo veinte)
  • –  Cábala (Enseña que la Torá se puede interpretar a través de un significado esotérico
  • –  o místico conocido como Zohar).Este pensamiento gnóstico es tan fomentado y aceptado que se encuentra incluso en libros, y películas. Libros antiguos como el evangelio de Tomas o películas recientes como Matrix, el código Davinci y Tomorrowland. No podemos más que advertir que dichas enseñanzas son heréticas y que atentan contra el evangelio puro, y la sana doctrina.

    Finalmente concluyo con la doctrina del Espíritu Santo. Puesto que es el Espíritu quien nos lleva a toda verdad en Jesucristo, no nos queda mas que depender de El para discernir entre las enseñanzas falsas y la verdad de Dios. En creer que la Biblia es la única autoridad, la ultima palabra, y que esta se ha conservado por ser no cualquier otro libro, o uno mas, sino la inspiración del Espíritu Santo. Toda herejía ataca la Biblia, muchos argumentan, fue escrita por hombres, fue manipulada por los cristianos, no podemos confiar en ella. Pero en realidad estos que critican la veracidad de las escrituras confían mas en escritos de hombres, siguen mas a enseñanzas de hombres, y no han ni siquiera tomado el tiempo de estudiar primeramente la Biblia y verificar históricamente la veracidad de la misma.

    Los invito, entonces: dedique su tiempo a conocer a Dios y a conocer su palabra. No permita que el mundo lo absorba, pues la vida es mucho mas que comida y bebida, es mucho mas que un carro, una casa y las comodidades es en realidad conocer a Dios,

amarlo y vivir para servirlo. Estudie la Biblia, no solamente leerla, o escuchar predicas, cuando usted lo hace así esta recibiendo de segunda mano, pero usted necesita una experiencia verdadera y de primera mano (única) con la palabra de Dios. Ore, pues Dios esta cercano, no dependa de otros para que oren por usted, pues hay un solo intermediario entre Dios y los hombres y este es Jesucristo, acérquese a El, El anhela revelar al Padre.

Dios les bendiga, Pastora Claudia Londono